¿Qué tiene que ver la improvisación con tu trabajo?

¿Qué tiene que ver la improvisación con tu trabajo?

Como buen viajante de comercio durante más de 40 años, y porque me conoce como si me hubiese parido, mi padre tiene un don natural para ir al grano y preguntar las cosas sin rodeos. Es un estilo totalmente opuesto al mío, que da muchas más vueltas a todo. Por eso me gustan las historias. Aunque por caminos diferentes, los dos llegamos al mismo lugar pero aprendemos de manera diferente. Y precisamente de ese contraste, surgen conversaciones muy nutritivas.

Entonces, “¿qué tiene que ver la improvisación con tu trabajo, con filmatu?” me preguntó. El trabajo de un improvisador – comencé a explicar – es precisamente ese, crear historias improvisadas y sin guión en el momento y lograr que atraigan y cautiven al público que las ve y las escucha. Las historias han de tener personajes y esos personajes tienen que estar trabajados, es decir, tienen que “hacer cosas” creíbles para ser creíbles.

Por la expresión de su rostro vi que tenía que ser algo más concreto así que continué: “cualquier emprendedor como yo, una marca, una empresa, que viva en el mundo de hoy en día, sabe que el cambio constante y la incertidumbre (sobre todo la propia aunque también el contexto) es más visible que nunca y que tenemos que ser capaces de incorporarlo y aprender de él para sobrevivir.

Además, para alguien que acaba de empezar por su cuenta y aun no tiene claro hacia donde va, la improvisación es una forma de conocerse mejor, hacer consciente lo inconsciente y aprender a comunicar ese valor y a crear nuevos escenarios o futuros posibles hacia los que caminar. Es también un trabajo de guión, una herramienta para construir, enriquecer, evolucionar o incluso matar algunos personajes (el tuyo, el de tu empresa, un servicio) cuando te encasillas en el papel de galán y te da miedo salirte de ahí.

Y todo esto se ha de mostrar por medio de los hechos y la acción. Cuando improvisas, no hace falta contar al público todos los detalles de tu personaje. “Por sus actos u obras los conoceréis” reza el dicho. Improvisar se basa en crear historias que inspiren a la acción. “Y eso es lo que precisamente más me gusta de la improvisación y que más tiene que ver con mi trabajo aita”. Creo que con eso contesté a su pregunta.

“¿Recuerdas aquel master que tenía pensado hacer cuando empecé con filmatu?” – le pregunté – “al final decidí que el master me lo fabricaría a medida” me auto respondí. Pues en eso estamos. En el camino he descubierto que los fundamentos y la práctica del teatro de improvisación son una herramienta muy útil para fluir en la incertidumbre, ayudar a sacar lo mejor de nosotros y potenciar la creatividad y la creación cooperativa y coopetitiva de historias de una manera sana, creando un espacio donde el error es visto como una oportunidad para aprender y avanzar.

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Una respuesta a “¿Qué tiene que ver la improvisación con tu trabajo?”

  1. Cuanto antes mejor | Filmatu -

    [...] metodología me parece clave en cualquier experiencia de aprendizaje. Como soy un apasionado del teatro de improvisación, me tiran las dinámicas ágiles e iterativas, aquellas en las que probamos algo nuevo y vemos uno [...]

    Responder

Deja un comentario