Lo dinámico por encima de lo mecánico

Lo dinámico por encima de lo mecánico

Recientemente impartí una jornada sobre Digital Storytelling en Enpresa Digitala que tuvo cierta repercusión. Hoy precisamente me he dado cuenta de que aún no había escrito nada sobre el tema aunque otros muchos si que lo han hecho, y muy bien.

Josi de Conocity grabó mi proceso de trabajo en video y los asistentes a la jornada de Zamudio se inventaron el hashtag #Digstorytelling con el que se compartieron las conversaciones y comentarios sobre la jornada en Twitter en las tres capitales vascas.

Hubo un valiente que sugirió su propio título después de ver la charla. Lo no sabe es que el título me gustó mucho y lo incorporé en las presentaciones de San Sebastian y Vitoria.

¿Y no está casi todo dicho entonces? Posiblemente, pero es que llevaba varios días bloqueado, sin saber sobre qué escribir, y resulta que tenía el post delante de los ojos pero no lo veía.

Me costó animarme a presentar la jornada a Enpresa Digitala y ahora me doy cuenta de que es lo que mejor que he hecho hace mucho (había pensado en hacer un taller más práctico pero Enpresa Digitala quería ver primero qué tirón tendría un tema así).

¿De qué otro modo mejor me habría dado a conocer en tan poco tiempo? ¿Cuánto tiempo me habría llevado ir puerta por puerta presentando lo que hago a todas las personas que vieron no, COMPRENDIERON, lo que hacía y, mejor aún, vieron cómo les podía ayudar a ellos o a sus empresas?

Tres horas hablando es una barbaridad así que no me quedó más remedio que contar una historia. De lo contrario habría aburrido al personal después de aburrirme a mí, el primero a quien tenía que convencer.

A través de una historia, la mía, y con la ayuda de casi 200 diapos, conté como empecé a explorar este vasto territorio de la narración en el nuevo entorno digital al tiempo que creaba filmatu. Como una idea pasó a ser una cosa tangible.

Pero este post no es sobre storytelling. Creo que hay algo igual de importante que emerge aquí relacionado con la cocreación. Tengo la sensación de que queremos, pedimos a gritos, que nos dejen participar, aportar, co-crear, involucrarnos,…Si tú das, los demás te aportan. Es así de sencillo.

Por eso, y porque tenía que hablar tres horas!!, opté por compartir un “oigan, miren este es el prototipo de mi idea en la que he estado trabajando el último año y que a algunos les está funcionando. ¿Qué les parece? ¿Cómo se puede mejorar? Ahí se lo dejo, para que lo estudien”. Kevin Kelley de IDEO lo explica mucho mejor que yo.

He llegado a la conclusión de que no hace falta que ofrezca un producto, servicio, una presentación,… completamente terminado. Aunque salga al mercado con mi “servicio mínimo”, en este mundo tan cambiante y complejo, es muy probable que lo que ofrezca nunca esté “terminado” al 100%.

Ahora tendré que explorar cómo lograr que ese planteamiento, que lo dinámico esté por encima de lo mecánico, que algo esté en constante mejora y abierto a la aportación de otros, sea precisamente una fortaleza. Pero eso ya es otra historia.

 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

3 respuestas para “Lo dinámico por encima de lo mecánico”

  1. jlazkarate -

    Lo que quería demostrar con el título es que los caminos del Señor son inescrutables. Fuera bromas, me gustó cómo aportaste claves reales para dar forma a una disciplina que para mí estaba (y todavía sigue estando, pero un poco menos) en el terreno de la intuición.

    Por ejemplo, ahora sigo con otro interés las entrevistas de nuestro admirado Follonero (¿tu alter-ego?), y hasta creo entender por qué y para qué dice lo que dice y cómo lo dice. Saludos, Álvaro.

    Responder
  2. Julen Iturbe-Ormaetxe -

    Para mí la narración cobra valor en sí misma y añade una capa que ayuda a hacer inteligible lo que escuchamos. ¿Contar procesos terminados? Pues puede ser pero esa es solo una opción. Una de las claves pasar por la forma en que lo contamos. El final sólo es una parte del viaje. Y es evidente que no hace falta llegar a él para contárselo a los demás.

    Responder
  3. filmatu -

    @juleniturbe Efectivamente. La forma que dices es justo lo que yo llamo aquí “lo dinámico”.

    Lo que cuentan otros sobre lo que vas contando tú por ejemplo, no es que no lo puedas controlar, sucede y ya está. Lo que si puedes hacer a posteriori es recoger lo que otros han dicho e incorporarlo a tu historia. Creo que eso enriquece mucho el “rollo” que habías soltado inicialmente.

    En las charlas sobre storytelling por ejemplo, no pude hacer otra cosa que eso. Me habría gustado incorporar la conversación que estabais teníendo, o algunas de esas conversaciones, a mi discurso hablado de algún modo en tiempo real.

    Acostumbrado a “conversar” en espacios líquidos, la conversación física tipo presentación de uno a muchos y sin ver que´feedback tenía se me hacía muy encorsetada. Lo comenté aquí http://audioboo.fm/boos/660631-prefiero-meter-a-la-audiencia-en-la-presentacion-que-ir-a-ciegas

    Por eso creo que el formato de estas jornadas, talleres, el espacio físico y otra serie de elementos que afectan a eso son tan importantes para captar lo que emerge en el momento de las personas o frena a estas.

    Lo que quería decir con este post es precisamente lo que apuntas Julen, que hay una historia en lo dinámico por encima de lo mecánico aunque como es tan “líquida”, intuitiva (más vocablos) parece como que no vale pero es ahí donde surgen cosas que no aparecerían de otro modo. Como cuando conversando con alguien emergen cosas que te hacen darte cuenta de cosas.

    Gracias por comentar valientes!

    Responder

Deja un comentario