La curación de contenidos, una habilidad básica para el trabajador del conocimiento

Suscríbete al blog por correo electrónico

Suscríbete para recibir mis posts sobre vídeo livestreaming y storytelling en tu correo electrónico.

En épocas de crisis de confianza solemos ir a buscar fuera las respuestas que no encontramos dentro. Es algo normal y sano. Lo insano sería lo contrario, estar haciendo siempre lo mismo y esperar respuestas diferentes.

Lo estamos viviendo en el mundo de la política. Nuevos actores irrumpen en el escenario cuestionando el statu quo, lo establecido, el “business as usual“. En su cuestionamiento de la cosa pública está su diferenciación. Lo que cuestionan nos hace pensar, reaccionar, revisar nuestras creencias… su mensaje nos invita a formar parte de él.

Lo estamos viendo también en el mundo de la comunicación donde la falta de confianza en los medios convencionales está haciendo que emerjan un montón de artesanos del conocimiento de todo tipo tipo. Estos expertos en marca personal de su área del conocimiento se erigen en nuevos guías en los que nos vemos reflejados y en los que, poco a poco, vamos depositando nuestra confianza.

En su libro Vender es Humano, Daniel Pink decía que en lugar de expertos en responder preguntas, el mundo está pidiendo expertos que las formulen, que averigüen problemas inesperados, hagan aflorar cuestiones latentes y sean capaces de descubrir nuevas posibilidades. De primar el acceso a la información, argumenta Pink, estamos pasando a primar la habilidad para buscar, descubrir, organizar y compartir la información que es relevante para nosotros.

De lo que habla Pink es, en esencia, la curación de contenidos.

La curación de contenidos es una habilidad fundamental para cualquier trabajador del conocimiento que pretenda seguir aprendiendo a lo largo de toda su vida. Se trata de una herramienta para construir tu propia ruta hacia el auto-aprendizaje.

Pero para mí hay algo más. Para que tenga sentido, la curación de contenidos tiene ir más allá de ti mismo y no sólo porque te quieras ganar la vida con ello. Desde está visión, la curación de contenidos no sólo consiste en buscar (y descubrir), organizar (y dar sentido-ver patrones) y compartir (simplificar-conmover) la información que nos interesa a nosotros sino, al mismo tiempo, facilitar las claves de interpretación que pueden ayudar, educar, servir o ser de utilidad a otras personas.

La curación de contenidos necesita un propósito y es el de conectar con las personas.Sin eso, la curación de contenidos no es más que un martillo. Otra herramienta más.

2016

Una foto publicada por Austin Kleon (@austinkleon) el

A mi también me pasa. Consumir información en el sofá o en la tablet es mucho más fácil y cómodo que aprender a buscar y filtrar información con sentido crítico, a crearla y compartirla y a sintetizar las ideas de los demás en mi propio trabajo para mejorarlo. Pero si quieres ser un trabajador del conocimiento autónomo y colaborativo, tarde o temprano tendrás que aprender a gestionar esta complejidad, sus herramientas y las relaciones.

La curación de contenidos es una forma tan válida y legítima como cualquier otra para labrarte una reputación online sin escribir un blog (aunque es muy probable que tarde o temprano te animes a escribir). Así es como empecé yo. Compartiendo en Twitter entrevistas de audio que grababa con mi iPhone.

Hoy tienes a tu alcance muchísimas más herramientas para hacer curación de contenidos (de texto, de vídeo, recursos educativos) sobre los temas que te apasionan que cuando yo empecé.

Además hay muchas maneras de aportar valor con la curación de contenidos, sólo tienes que encontrar la que más se adapta a tu estilo o basar tu estilo en una combinación de todos los estilos (que es un poco la mía). Curación hay más de una. Curación eres tú.

Me oirás decir que la curación es un instrumento para ganar influencia. Estoy convencido de ello. Pero la influencia no es tonta. Si crees que la curación de contenidos es publicar mucho y rápido, sin pasión, sin profundizar en para qué ni para quién, tu reputación y la de tu marca, van caer en picado.

 

The following two tabs change content below.

filmatu

Relato eventos. Hago live marketing. Produzco, conduzco y difundo vídeo y vídeos en directo en tus redes sociales para aportar valor a las audiencias de tus eventos.

2 respuestas para “La curación de contenidos, una habilidad básica para el trabajador del conocimiento”

    • Álvaro Andoin -

      Muchas gracias por sintetizar Juanjo. Creo que, en la mente de alguien, eres lo que compartes. La frase lleva unos días en mi Bio de Twitter. También debajo de mi logo. No es mía pero me conecta mucho con lo que hago/ofrezco.

      La idea me conecta con esa otra idea que tanto sueles repetir: una marca no existe hasta que alguien la interpreta.

      Seguimos tirando del hilo por ahí.

      Un abrazo.

      Responder

Deja un comentario