Guarda el papel de lija

Suscríbete al blog por correo electrónico

Recibe mis post sobre vídeo hecho con móviles, vídeo en directo y contenido social efímero en tu correo electrónico.

Como emprendedor me encanta exponerme a situaciones en las que “no sé”. Eso sí, reconocer que no sé de algo, eso es harina de otro costal.

Y es que decir que no sabes te vuelve consciente de tu propia vulnerabilidad, de lo que “puedan decir” porque no sabes. Es una sensación muy incómoda que a menudo disfrazo evitando mostrarme.

Indagar, sentir curiosidad, experimentar con ideas y fórmulas nuevas,… es necesario. De lo contrario no aprendería.

Pero estar continuamente caminando por el filo de “no saber”resulta harto estresante.

Parar, respirar y reconocer lo que estoy sintiendo ha sido un gran paso.

En estos momentos estoy caminando por un lugar donde no sé“.

Soy humano, estoy aprendiendo algo nuevo y aún no lo tengo claro. No tener las cosas claras no es malo sino humano. Nos pasa a todos.

La cuestión es, ¿cómo reacciono, conmigo mismo o con los demás, cuando estoy en ese lugar de no saber, cuando aún no he unido los puntos? ¿Cómo soy de honesto conmigo mismo? ¿Y qué pasa cuando no lo soy? ¿Cómo me siento?

Cuando te das cuenta de que no te estás tratando “como le tratarías a un amigoes más fácil dedicarse un poco de cariñito, compartir lo que te pasa con otras personas y dejarte ayudar.

¿Quién ha dicho que tienes que saber de todo?

Como dice Sonia Molinas, si dejas claro que no eres una experta y que estás en proceso de aprendizaje (todos lo estamos), no habrá lugar para los malentendidos. Lo importante es que vayas un paso por delante de las personas a las que quieres ayudar y que seas honesta acerca de tu situación.  

Sigue aprendiendo y ampliando tu zona de confort si eso te apasiona, pero recuerda volver a ella porque no puedes estar todo el día en modo no saber. Todos necesitamos sentir sorpresa pero también la familiaridad y la cercanía de lo conocido.

Cuando aceptas esto te das cuenta de la verdad que hay en otro de los grandes mantras de Sonia, que la profesionalidad no tiene por que estar reñida con la cercanía.

Tu verdadera diferenciación está en aceptarte y mostrarte tal cómo eres, y eso incluye también reconocer lo que aún no sabes. Así que, por favor, guarda el papel de lija.

Va por mi, por mis clientes y por los clientes de mis clientes.

 

The following two tabs change content below.

filmatu

Publicista de formación y emprendedor por vocación. Imparto talleres a profesionales y empresas que quieren mejorar su comunicación con vídeo en redes sociales y aumentar su valor.
Share

Deja un comentario