Yo también creía que publicar buenos contenidos en los medios sociales era suficiente pero estaba equivocado

Suscríbete al blog por correo electrónico

Recibe mis post sobre vídeo hecho con móviles, vídeo en directo y contenido social efímero en tu correo electrónico.

Voy a decirlo alto y claro: publicar buenos contenidos en los medios sociales ya no es suficiente para dar a conocer tu empresa ni la mía. Yo creía que sí pero estaba equivocado. Si quieres dar a conocer tu evento, tu proyecto o tu marca en los medios sociales vas a necesitar algo más que buenos contenidos. Vas a necesitar hacer publicidad. Pero cuidado, no la publicidad que conocías hasta ahora.

En 2011 lograr que un contenido interesante destacase en tu muro de Facebook o Twitter era mucho más fácil que hoy. Tan sólo había que estar dispuesto a experimentar un poco. Mi experimento, publicando fotos de calidad con el smartphone y haciendo entrevistas de audio a las personas que acudían a los eventos, me ayudó a diferenciarme en Twitter en un momento en el que la mayoría sólo publicaba tuits con texto.

Pero es que hace 5 años Twitter estaba poco saturado. Entonces mis clientes aún me pedían que creara y difundiese sus contenidos desde mi propia cuenta de Twitter.

Hoy en día las cosas son muy diferentes. Las empresas han ido incorporándose a los medios sociales y también han incorporado (o subcontratado) diferentes perfiles profesionales cuya misión es crear y difundir sus contenidos y sus mensajes de marketing o gestionar su comunidad, entre otras muchas cosas.

Hoy casi todos y todas estamos en las redes sociales. Nuestros ojos, nuestros corazones y nuestros bolsillos están en las redes sociales. Las empresas y las redes sociales lo saben. Por eso han crecido tanto (sobre todo Facebook, Instagram y What´s up).

Para poder seguir creciendo sin que tu experiencia como usuario se resintiese (“ya no veo a mis amigos en Facebook, sólo veo páginas de empresas”) las redes sociales más grandes han tenido que cambiar su funcionamiento (lo hacen regularmente), a menudo despertando incluso la furia de sus usuarios.

No sé si lo sabes pero las redes sociales de mayor volumen, Facebook e Instagram sobre todo, funcionan con un algoritmo que discrimina la información y el contenido que ves en el muro de tu página.

Facebook dice que así te “defiende” del “ataque” de los anuncios de las empresas que están en Facebook.

Y es que Facebook no quiere que tu muro se convierta en el tablón de anuncios de esas empresas. Un ejemplo de esto es que Facebook da más importancia a las páginas personales que a las de empresa.

La consecuencia directa para las empresas que comparten contenidos en sus páginas en Facebook o cuentas de Twitter para lograr el mayor alcance posible (que su publicación la vean el mayor número de personas) es que:

Por muy buenos que sean sus contenido (si son muy buenos seguro que pasa como con la nata, que destacarán porque los usuarios lo auparán pero nadie puede predecir esto) el algoritmo limitará el número de personas de tu audiencia que verá tu contenido.

Me lo comentaba mi compañera de coworking Mai López que es experta en Facebook Ads, el alcance de las publicaciones de Facebook ha caído en picado, en algunos cosas a menos del 10 por ciento, es decir, de todos tus seguidores sólo el 10 por ciento, y eso en el mejor de los casos, verán el contenido que publicas (habría que aclarar que si tus contenidos son relevantes y has captado a la audiencia correcta la caída en alcance sería menor).

Twitter es un poco diferente porque no tiene un algortimo que discrimine lo que ven los usuarios que te siguen pero como en Twitter el contenido nuevo siempre entierra al viejo, la vigencia de un tuit es de poco más de una hora. Y si estás repitiendo lo mismo una y otra vez vas a parecer un loro.

A dónde quiero llegar con esto es a lo siguiente:

Las redes sociales han ido cambiando su forma de funcionar a medida que crecía y eso ha afectado a la efectividad del contenido que publica tu empresa.

Cuando una red social comienza su andadura y aún tiene pocos usuarios, lograr que tu contenido tenga más alcance e interacción por sí solo es mucho más fácil. Hay menos competencia.

Es lo que está pasando ahora con Facebook Live, Snapchat o Periscope. Sabemos por buena fuente que Facebook está dando prioridad al contenido en vídeo de Facebook Live.

Pero a media que la red crece, madura y los usuarios comenzamos a publicar más vídeo en vivo, la red social se saturará de contenidos de vídeo en vivo. Cuando la red social se sature de este contenido, su efectividad será menor.

Que la efectividad de tu contenido disminuya es una forma de invitarte a invertir en publicidad.

Pasó lo mismo con Google. Al principio era mucho más fácil lograr un posicionamiento en los resultados de búsqueda orgánicos (Search Engine Optimization). Después empezó a ser más difícil y hubo que empezar a pagar por aparecer (Search Engine Marketing). Hoy en día a todos nos parece lo más normal hacer las dos cosas, posicionar la página con SEO e invertir en promocionarla con SEM.

Yo hasta hace poco seguía pensando que con publicar un buen contenido en redes sociales era suficiente. Aún sigo pensando que tener una buena curación de contenidos en tu muro es clave pero me he dado cuenta de que a día de hoy, además de crear buenos contenidos, necesitas pagar para promocionarlos.

Ejemplo de campaña que realicé en Twitter recientemente para promocionar uno de mis cursos. Fíjate en

Campaña que lancé en Twitter para promocionar un curso. Fíjate en la diferencia entre las impresiones orgánicas (941) frente a las promocionadas (14.577). ¿La inversión? 90€ en dos semanas.

 

Creo que hay que combinar la publicación de un buen contenido con la promoción por varios motivos.

  • Uno de los principales es que me he dado cuenta de que las redes sociales habían evolucionado y yo no lo había hecho. Me he dado cuenta de que ni propio contenido ni el que creo para mis clientes lograba el mismo alcance que antes.
  • El otro es que cuando promociono una publicación, por ejemplo la promoción de un curso (foto superior), no sólo estoy anunciando que vengas a mi curso. Además estoy llegando a nuevas audiencias (que puedo sementar por palabras clave, por provincia, por ciudad,…). Es decir estoy poniendo mi mensaje, mi producto o mi servicio delante de personas a las que antes no llegaba (y eso tiene sus propios efectos positivos de marca).
  • Y el último motivo, más que un motivo es una lección que he aprendido hace poco después de perder un concurso, los datos que me aporta la publicidad en medios sociales me ayudará a convencer a mi cliente de que invertir en promocionar publicaciones-contenidos funciona y no cuesta un dineral. Si el cliente es capaz de ver esto con datos me seguirá llamando para que le ayude a crear los mensajes y contenidos adecuados para comunicar la estrategia de su evento o proyecto porque podrá medir y justificar internamente el efecto positivo que tiene. Y es que lo que no se puede medir no existe.

Igual que siempre han existido agencias creativas que hacían la creatividad y agencias de medios que ofrecen la medición y la optimización de la inversión en medios de la estrategia, en los medios sociales sucede lo mismo. Una cosa es la creatividad y otra son los medios.

La gran diferencia de los medios sociales con respecto al mercado de publicidad tradicional (“los anuncios”) es que las personas ya no queremos hacer distinciones entre el contenido que consumimos en los medios sociales y el mensaje de marketing que recibimos (si se parece mucho a un anuncio o una historia muy forzada desconfiaremos).

Tu evento, tu organización, tu empresa o tu marca tendrá que encontrar nuevas formas de integrar sus mensajes de marketing en los muros de contenidos de los usuarios. Como dijo Michael Kassan de MediaLink en Cannes Lions recientemente “Tendremos que encontrar la forma de unir las dos cosas”. Yo ya lo estoy haciendo.

The following two tabs change content below.

filmatu

Formador de vídeo y contenido hecho con móviles. Relato de eventos en redes con vídeo y contenido en directo.
Share

4 respuestas para “Yo también creía que publicar buenos contenidos en los medios sociales era suficiente pero estaba equivocado”

    • filmatu -

      Gracias Pablo. Si es que escribo para explicarme. 😉 Era algo que me daba vueltas pero no había asimilado. Ahora creo que sí. Un abrazo.

      Responder
  1. Jaime -

    Muy buen post.
    Creo que un alcance del 10% en muchos casos es muy optimista.

    Mucha razón. Al final lo importante es lo que mola. Y al revés 🙂

    Responder
    • filmatu -

      Muchas gracias Jaime. ¿De qué sirve hacer un buen contenido si nadie lo ve?
      Gracias por pasarte. Un abrazo.

      Responder

Deja un comentario