Contenido generado por los empleados, el gran olvidado de los Social Media

Suscríbete al blog por correo electrónico

Recibe mis post sobre vídeo hecho con móviles, vídeo en directo y contenido social efímero en tu correo electrónico.

Mucho se ha escrito sobre el contenido generado por los usuarios (UGC), uno de los pilares de los medios sociales y las tecnologías de la Web 2.0, pero ¿por qué tan poco se habla de los contenidos generados por empleados (Employee Generated Content)?

Se habla mucho de embajadores de marca, de embajadores de la empresa (employee advocacy), de fans pero ¿que hay de las experiencias-aprendizajes que el trabajador de una empresa puede capturar y compartir para que su propio aprendizaje así como para que sirvan al aprendizaje de otras personas de su equipo o empresa? ¿No es así como aprendemos los adultos?

Creo nos centramos demasiado en informar, en intentar crear marca personal u organizaciones y sin embargo, invertimos poco tiempo en crear contenidos generados por los usuarios allí donde pueden ser más útiles, la propia empresa.

¿Tus empleados tienen autorización para crear y compartir contenidos para consumo interno? ¿Qué contenidos son esos? ¿Están relacionados esos contenidos con la tarea-el trabajo? ¿Són sólo conocimientos tácitos, pasos, manuales, power points o también se comparten conocimientos implícitos, experiencias,.. ¿Está bien visto hacerlo? ¿Qué aplicación y aplicaciones utilizáis? ¿Crees  que pueden servir para trabajar y aprender?

No estoy hablando de abrir un blog (aunque puede ser muy útil según para qué fin) sino de que las personas y equipos de tu empresa aprendan a trabajar en voz alta.

A menudo, la herramienta más sencilla, la que menos funciones tiene, es la que antes utilizamos. En Periscope por ejemplo puedes hacer emisiones de video-streamings en privado. Las limitaciones son amigas de la creatividad. Un smartphone y una plataforma interna donde poder compartir vídeos cortos por ejemplo, puede animar a los empleados a compartir experiencias-aprendizajes en micro-vídeos antes que en un blog.

Y Periscope no esta sola. La innovación de en la Web 2.0 no va sino a acelerar la oferta de plataformas de social vídeo para empresas donde tus empleados podrá practicar más el trabajo en voz alta, en vídeo. ¿Por qué puede servir Periscope para aprender y compartir? Por lo mismo que puede servir What´s up. Porque el smartphone es una las herramientas que tus empleados utilizan más hoy en día para trabajar, aprender y sentirse en contacto. ¿Utilizas estas aplicaciones para algo más que para comunicar hacia afuera o para que tu agencia lo haga por ti? Hagamos una parada para aclarar que igual que no todo en redes sociales es Twitter o Facebook, no todo el micro-contenido tiene por que ser vídeo ni Periscope. Todo es probar y experimentar dentro de tu organización, empresa o centro educativo. Imagina por ejemplo al vendedor que ahora mismo va conduciendo mientras escucha un podcast con información sobre su cliente o cuando alguien va en el metro viendo un curso de UDEMY. De lo que se trata en definitiva es de dar más autonomía a las personas para que puedan aprender lo que más les interesa-motiva, que compartan lo que aprenden, solas y con otros, con aquellas herramientas que tengan más a mano y les sirvan para hacer mejor su trabajo. Un trabajo que, cada vez más, consiste en aprender.  Hoy ya no sólo tienes a tu alcance la aplicación cual o Pascual. Mañana aparecerá otra y pasado también. Lo que sabes durará pronto. Hoy ya no necesitas centrarte en una aplicación concreta sino encontrar un flujo de trabajo que satisfaga y sirva al aprendizaje de las personas de tu organización dentro de vuestro ecosistema de aplicaciones y redes. Tienes a tu alcance un puzzle 2.0 que puedes construir a tu manera y no cómo dicen las instrucciones. Sé que esto a menudo nos aterra. Por eso no puedes hacerlo sólo. Necesitas utilizar y apoyar el talento que ya tienes dentro. 

De lo que se trata en definitiva es de dar más autonomía a las personas para que puedan aprender y compartir lo que aprenden, sólo y con otros, con aquellas herramientas que tengan más a mano.  Si no permites que las personas aprendan y compartan sus experiencias (dejemos de llamarlas “historias”) en el trabajo, tus trabajadores serán como islas, se buscarán la vida para hacer su trabajo pero que no compartirán o no sabrán como compartir lo que aprenden para que sirva a los demás. No porque no quieran sino porque no reciben señales para que lo hagan y no se atreven a hacerlo. Esto no se soluciona con una orden de arriba a abajo. Arriba tiene que cambiar la mentalidad antes de que abajo pueda y quiera compartir. ¿Qué valor tiene el aprendizaje en tu organización? ¿Cómo de democrático es ese aprendizaje? 

La tecnología no suele ser el freno.

Me atrevo a decir que los frenos tienen más que ver con una mentalidad basada en un modelo de comunicación centralizado y basado en el control que inhibe la experimentación y el aprendizaje que aporta el aprender haciendo y pensando (learning-by-doing) y trabajando en voz alta (Social Learning).

Los motivos pueden ser muchos:

  • La preocupación porque el contenido interno que se comparta tenga calidad (a veces como excusa para la no experimentación).
  • Los que tienen el conocimiento son unos pocos (expertos) y sólo ellos lo producen (dinámicas de poder asociadas a la guarda y custodia de ese conocimiento-acceso a las fuentes).
  • El miedo a que los empleados publiquen contenidos internamente sin que la organización se entere de lo que pasa (control, resistencia al cambio).
  • No está bien visto compartir el entusiasmo con otros empleados.

A finales de abril viajaré a Dublín para participar en Mojocon, una conferencia y exposición dedicada al contenido al periodismo hecho con el móvil.

El otro día Oscar dijo en un tuit que la conferencia no era sólo para periodistas. Y tanto que no. Por eso voy allí. Porque estoy convencido que los smartphones y el vídeo son la punta del iceberg de algo que va mucho más allá del periodismo. Todo esto es aprendizaje, es trabajo y es educación, todo junto.

Los smartphones, los micro-contenido, el micro-vídeo, las redes sociales, las aplicaciones para crear,… son una herramienta más que me permite aprender, aprender a mi ritmo, aprender con otros, hacer mejor mi trabajo y de sentirme conectado a otras personas y grupos de personas.

No creas que tengo el secreto de la fórmula de la Coca-Cola. Yo también siento a menudo que este cambio me supera. Lo que pasa es que me mueve la necesidad de seguir evolucionando y para eso tengo que seguir avanzando aunque no tenga las respuestas. Y para eso necesito a los demás. Te necesito a ti como tú necesitas el talento de tus empleados. Eso es a lo que yo llamo liderar.

 

The following two tabs change content below.

filmatu

Formador de vídeo y contenido hecho con móviles. Relato de eventos en redes con vídeo y contenido en directo.
Share

Deja un comentario